Cómo usar las redes más famosas para impulsar su negocio 

La forma de promocionar un producto o servicio ha ido cambiando con el aumento de los usuarios en las redes sociales. Facebook, Twitter e Instagram ya son parte del marketing digital gracias a la amplia presencia de tiendas online que crearon un perfil y facilitan la interacción y el engagement con sus seguidores. 

Pero todavía hay mucho más, pues las redes sociales pueden servir para impulsar una página web, un negocio y más. Tener presencia en ellas es una forma de dar a conocer un mensaje personalizado, sencillo y mucho más cercano con los clientes existentes y facilitar la llegada de los potenciales. 

¡Son necesarias! 

Si tienes un negocio que quieres impulsar, lo primero que debes tener en cuenta es el uso de un sitio web. Esto te permite tener presencia en internet y así ser ubicado por clientes que no sepan de ti. 

Ahora bien, más allá de aparecer en la web, tener perfiles en las principales redes sociales es imperativo. ¿Por qué? Bien. Para abril de 2018, Facebook se posicionó como una plataforma con más de 2200 millones de usuarios. Instagram llegó a alcanzar los 831 millones y Twitter los 330 millones. 

Esto sin duda aumenta el rango de clientes que puedas tener, permitiéndote llegar a ellos a través de las redes sociales que manejes. 

Escoge bien 

Cuando hablamos de redes sociales para impulsar tu negocio, nos referimos a aquellas que pueden generarte mayor engagemente, es decir, un amplio número de interacciones con tus seguidores, quienes pueden sentirse identificado con el producto o servicio que ofrezcas. 

Esta es la razón por la cual debes escoger bien qué red social utilizarás. Recuerda que cada red social tiene sus propias que características, lo que permite que la forma en que las uses sea distinta. 

Si posees una cuenta de tu negocio en Twitter o Instagram, te habrás dado cuenta que allí la comunicación con los clientes es mucho más rápida y menos personalizada. No obstante, ambas plataformas favorecen el mensaje de intriga, o ese tipo campañas en las que muestras publicidades para servicios inmediatos.  

Caso contrario ocurre con Facebook, en el que los clientes pueden hablarte, dejarte comentarios, haciendo el intercambio de información mucho más cercano. 

 Conecta tus fortalezas con sus necesidades 

Hay algo que debes tener en cuenta para el buen uso de las redes sociales: segmentar tu público. Conocer quiénes son los interesados en adquirir lo que ofreces es muy importante, ya que podrás conectar con sus necesidades. 

Del otro lado están tus fortalezas. Cada publicación que hagas debe hacer gala de aquello que consideres importante de tu negocio y que te diferencia de los demás. Un poco de autopromoción nunca está de más. 

Si segmentas el público, conociendo qué necesitan, qué edad y oficio tienen, la razón por la que te buscan y a ello sumas lo que puedes ofrecerle, la calidad de tu servicios o productos, entonces publicaciones serán mucho más leídas y tendrás más interacciones. 

Sé cuidadoso 

El trato en las redes sociales con el público es muy importante. Cuando un cliente te escriba para consultar una duda, lo primero que debes hacer es mostrarte presto a solventarla. 

Esto pudiera leerse como algo sobreentendido. Sin embargo, muchos dueños de empresas olvidan que en redes sociales todo puede malinterpretarse. Además, hay usuarios que pueden denunciar malos tratos por parte de empresas y así dañar su reputación. 

La comunicación privada es una alternativa muy viable. Si ves que te escriben para denunciar algo que puede perjudicarte, invita al cliente a tener una conversación por canales mucho más privados. Las redes sociales más importantes te ofrecen esta oportunidad. 

Dale un rostro a tu empresa 

Una táctica a tener en cuenta es ponerle un rostro a tu empresa. ¿Qué quiere decir esto? Que puedes publicar fotos de tu personal en algún compartir, dar a conocer las acciones sociales que realices y aconsejar a tus clientes sobre temas relacionados a tu empresa. 

Esa es una ventaja de las redes sociales para impulsar el negocio: te permiten hacer todo esto y al público le gustará.   

De esta forma, te recordarán porque tu negocio está hecho de un magnífico personal, o porque brindas ayuda a la comunidad, o porque das los mejores tips que ellos querrán compartir con sus amigos y así llegarás a otros clientes.

Si necesitas ayuda para manejar tus redes sociales o no tiene tiempo para hacerlo, lo mejor será que contáctes a un prefesional en la materia y que no te lo tomes a la ligera, tu presencia en las redes será definitiva para posicionar tu negocio en internet.