El auge de las tiendas en línea 

Los seres humanos del siglo XXI tenemos una amplia variedad de expectativas para invertir nuestro dinero.  Una de estas son las compras y el placer de pensar, ver y elegir entre muchas opciones ese algo o cosa que resolverá una necesidad. Lo cierto es que vivimos una nueva fase, la del comercio electrónico que permite comprar y vender por Internet.  

El auge de las tiendas en línea fue introducido por una tecnología liderizada por dos empresas: Ebay y Amazon. Fue en la década de los años 90 cuando estas compañías salieron a la luz y movilizaron el resto de las empresas desde sus cimientos.  

Hasta ese momento eran los grandes ejecutivos sentados en sus oficinas los que se adueñaban del mercado, pero estas dos compañías utilizaron el poder de Internet y le dieron una oportunidad a la gran masa de dar a conocer sus negocios.  

¿Qué es una tienda online y por qué existen? 

Al colocar en el buscador de Google algún producto seguro te arrojará miles de tiendas online que lo dispone, podrás revisar precios y hasta variación de modelos.  

La principal característica de los sitios web diseñados para vender productos por Internet es que te permite crear un catálogo, describir tus productos y venderlo a cualquier persona del planeta Tierra. Lo mejor es que todos los individuos pueden tener una tienda en línea a través de un proceso muy sencillo. 

Si ya lo tienes en mente, pero sientes que te falta un último empuje para conocer esta tecnología, entonces revisa las ventajas que ofrece una tienda en línea: 

–  Inversión:  

Una tienda en línea te resume el gasto de inversión, no vas a necesitas un millón de dólares para tener un negocio, sino una pequeña cantidad de dinero para diseñar la web, por ejemplo; un dominio de hosting cuesta tan solo 20 dólares al año. Una tienda online te elimina los gastos de compra o alquiler de un local físico, comprar muebles o estantes, papelería y otros.  

– Facilidad de manejo 

En los negocios físicos es necesario entender el funcionamiento del negocio antes de abrirlo incluso cumplir con pasos específicos, como es el caso de las grandes tiendas o franquicias. 

Al contrario de la tienda online, que una vez esté diseñada, ya puedes comenzar a usarla disponiendo solo con conocimientos básicos.  

 Procesos automatizados 

Los clientes pueden ingresar al sitio, pagar y recibir el producto sin que debas estar atendiéndolo. Esto no solo ayuda a que los costos del negocio sean bajos, porque no debes pagar un personal, sino incluso que puedas ser un emprendedor con suficiente tiempo libre para invertir en otros negocios o proyectos personales.  

– Sin límite de clientes 

Amazon batió un record en Navidad 2016 cuando vendió casi 1000 productos en 24 horas, es decir hasta 10 artículos por casa segundo. Esta cantidad de venta solo fue posible por la tienda es online, si hubiese sido un negocio físico otra hubiese sido la historia, su capacidad no lo permitiría y humanamente es difícil cumplir con velocidad.  

Además, existen otras características que puedes aprovechar como negocio de tu tienda online, entre ellas, acordar promociones u ofertas por plazos específicos, estas iniciativas son automáticas y no debes gestionarlas.  

De más está señalar, que será muy fácil organizar tu stock de forma virtual y que, a su vez, existirá la opción que puedas trabajar desde casa y ahorrarte el tiempo y dinero de transporte y otras responsabilidades que debemos asumir cuando tenemos un negocio físico.  

Cada vez son más las personas que se animan con una tienda online en busca de ingresos extras o incluso como fuente de trabajo principal. Si ya tienes la idea de tu negocio entonces solo resta lanzarte con tu propio espacio en Internet.

Para tener tu propia tienda en línea existen diversas plataformas con las cuales podrás administrar tu tienda de manera fácil y segura.

Si deseas veder tus artículos por internet y no sabes por donde empezar lo mejor será que contrates a un profesional en el área.

Preguntame cómo ayudarte. Estaré aquí para escucharte.

Contactar